7.11.2006

CABLE EUROPA PRESS - JULIO 11 - BARCELONA -

CATALUNYA .- Ingresan en el hospital dos de los encarcelados por agredir a un urbano en Barcelona tras 21 días en huelga de hambre

Dos de los tres jóvenes encarcelados por presuntamente dejar en coma a un guardia urbano el pasado 4 de febrero en la calle Sant Pere més Baix de Barcelona ingresaron hoy en el Hospital Penitenciario de Terrassa (Barcelona) tras tres semanas en huelga de hambre, según informaron a Europa Press fuentes familiares. De esta manera, los imputados reclaman que se respete el derecho a la presunción de inocencia y exigen su puesta en libertad.

Hace más de una semana que los dos jóvenes, Juan P.G. y Rodrigo Andrés L.H., fueron trasladados a la enfermería del centro penitenciario. En cuanto al tercero, Álex C.A., recluido en La Modelo, obtuvo la baja médica gracias a la intervención del cónsul chileno, lo que le permite quedarse en la celda y no seguir la rutina diaria.

El pasado 9 de junio, la juez de Instrucción número 18 de Barcelona decidió continuar el proceso contra los tres chicos, a los que se acusa de lanzar dos piedras contra un guardia urbano durante los altercados que se produjeron a las puertas de la fiesta ilegal celebrada en un edificio 'okupado' de la calle Sant Pere més Baix, a la que acudieron más de 1.000 personas.

El agente quedó en coma y continúa ingresado en estado grave en el Instituto Guttman de neurorrehabilitación. Por ello, la juez les imputa un delito de atentado a la autoridad con uso de arma peligrosa, que implica entre cuatro y seis años de prisión, y otro de lesiones graves, por el que se enfrentan a entre seis y doce años de cárcel.


IRREGULARIDADES EN LA INSTRUCCIÓN DEL CASO.

Desde su detención el pasado 4 de febrero, las defensas y los familiares y amigos de Rodrigo Andrés L.H., Álex C.A. y Juan P.G. han denunciado irregularidades durante la instrucción del caso y anomalías en la intervención policial.

Los procesados, además, han denunciado desde el primer momento los presuntos malos tratos, torturas y vejaciones que han sufrido por parte de la Guardia Urbana y de los Mossos d'Esquadra. Por el momento, la juez de Instrucción número 18 de Barcelona, encargada del caso, ha abierto diligencias para investigar los hechos.

Ante la falta de respuesta a sus demandas, los jóvenes y la madre de Rodrigo se declararon en huelga de hambre indefinida para reclamar que se respete el derecho a la presunción de inocencia y exigir su puesta en libertad condicional.

Tras los altercados fueron detenidos otros seis jóvenes de entre 20 y 31 años, que quedaron en libertad provisional y que serán procesados por un presunto delito de atentado y varias faltas de lesiones.

1 comentario:

luli dijo...

"encarcelados por agredir a un urbano" lo de la desinformación parece que es universal...