11.15.2007

Informe Amnistía Internacional España: Sal en la herida. La impunidad efectiva de agentes de policía en casos de tortura y otros malos tratos.

Ayer Amnistía Internacional presentó en Madrid, su informe sobre la impunidad de la policía española en casos de torturas y malos tratos dónde analiza 13 casos entre los cuales está el de Juan, Álex y Rodrigo.
Aquí el extracto del informe dónde habla del caso de los chicos y el link al informe completo más los links de las noticias que fueron recogiendo los periódicos españoles, argentinos y chilenos (esta lista la iremos actualizando).
El caso de Juan Daniel Pintos Garrido, Alex Cisterna Amestica y Rodrigo Lanza Huidobro.
Juan Daniel Pintos Garrido, Alex Cisterna Amestica y Rodrigo Lanza Huidobro fueron detenidos el 4 de febrero de 2006 después de que un agente de la policía local (Guardia Urbana) resultara gravemente herido en circunstancias controvertidas en el exterior de un edificio de Barcelona donde se celebraba una fiesta. Los tres niegan toda implicación en el incidente y han afirmado también que fueron sometidos a graves malos tratos físicos en el momento de la detención y mientras estuvieron detenidos en la comisaría de policía. En septiembre de 2007 continuaban en prisión provisional en espera de juicio por los cargos de atentado contra agentes de la autoridad e intento de homicidio. En sus denuncias de malos tratos presentadas ante el juzgado de instrucción, los detenidos afirmaban lo siguiente:

En la madrugada del 4 de febrero de 2006, Juan Pintos, Alex Cisterna y Rodrigo Lanza regresaban caminando a casa después de pasar la noche con unos amigos. Hacia las seis de la mañana llegaron a la calle de Sant Pere Més Baix, donde ya estaban varios agentes de la policía local y otras personas. Rodrigo Lanza afirma que, mientras hablaba con uno de los agentes de la policía local para averiguar si podía cruzar para llegar al metro, un segundo agente de la policía local lo golpeó en la cabeza y en las costillas, dejándolo aturdido. En ese momento los agentes policiales comenzaron a cargar contra el grupo congregado y Rodrigo Lanza vio que la policía golpeaba con porras a varias personas. Corrió una corta distancia y cayó al suelo, donde otro agente de la policía local lo agarró, lo golpeó, lo esposó y lo llevó a un vehículo policial.

Después de tropezar y caerse cuando huía de la carga policial, Juan Pintos fue levantado por un agente de policía que lo golpeó en el hombro y en la cabeza con una porra y comenzó a arrastrarlo calle abajo tirándole de la chaqueta y luego lo empujó contra una pared y lo esposó. El agente comenzó entonces a tirar a Juan Pintos de los cabellos, arrancándole algunos. Dejaron a Juan Pintos sentado en el suelo con las manos esposadas a la espalda. Varios agentes lo golpearon con porras mientras uno le daba pisotones en las manos y otro le pateaba el lado derecho de la cara. Después un agente de policía vestido de civil lo metió a empujones en una furgoneta policial.

Alex Cisterna afirmó que varios agentes lo golpearon en la cara, el estómago, la cadera, las piernas y los brazos cuando él también intentó marcharse. Luego lo esposaron y lo arrastraron por el suelo, y después lo levantaron tirándole del cabello y lo arrojaron al vehículo policial en el que se hallaba Rodrigo Lanza. Alex Cisterna y Rodrigo Lanza fueron trasladados un poco después a la furgoneta donde estaba detenido Juan Pintos. Junto con otros detenidos, los llevaron a la comisaría de la fuerza de policía local del distrito de Ciutat Vella, Barcelona. Durante el trayecto, los agentes que los custodiaban en la furgoneta los amenazaron e insultaron y les dijeron que los matarían si algo le sucedía al agente de la policía local herido.

Al llegar a la comisaría, metieron a los detenidos en celdas separadas, solos. Un agente golpeó en repetidas ocasiones a Alex Cisterna en la cadera mientras le preguntaba: "¿Te duele?". Un agente de la policía local propinó a Rodrigo Lanza tres puñetazos en la cara, que le causaron lesiones en la nariz y lo hicieron caer al suelo. El agente gritó: "Mi compañero está en coma. Si la palma tú vas a ser el siguiente, hijo de puta". El mismo agente lo golpeó con su porra en las piernas, los brazos y la espalda, le escupió y le retorció un brazo.

Llegó un médico para examinar a los detenidos y recomendó que recibieran tratamiento hospitalario. Durante el traslado al hospital, los agentes que los acompañaban profirieron insultos racistas relacionados con el origen sudamericano de los detenidos y los amenazaron con infligirles nuevos malos tratos si hablaban a los médicos de la causa de sus lesiones. Los agentes estuvieron presentes durante el examen médico, y ninguno de los detenidos habló al doctor que los reconoció de los malos tratos a los que habían sido sometidos por la policía. A Rodrigo Lanza tuvieron que aplicarle puntos de sutura en la cabeza. A Juan Pintos le escayolaron un brazo. En un momento en que el médico estaba ausente, uno de los agentes le dio un apretón en la mano herida y le retorció el dedo mientras se reía de él. Otro agente tomó con su teléfono móvil una fotografía de Juan Pintos y le dijo que lo mataría si volvía a verlo.

Después de ser examinados en el hospital, los detenidos fueron llevados de nuevo a la comisaría de la policía local; a continuación los trasladaron a la comisaría de la fuerza de policía autónoma (Mossos d’Esquadra) del distrito de Sants-Montjuïc, donde los ingresaron en celdas individuales. Antes de ser trasladados desde la comisaría de policía, uno de los agentes esposó con fuerza a Alex Cisterna por la muñeca vendada y le dijo: "¿Te duele, sudaca hijo de puta?".(46) Otro agente de policía lo golpeó en la pierna. En la segunda comisaría de policía, llevaron a Rodrigo Lanza para tomarle las huellas dactilares y a continuación a otra dependencia donde lo obligaron a desvestirse hasta quedar en ropa interior y lo fotografiaron en presencia de tres agentes. Según el testimonio de Rodrigo Lanza, uno de los agentes le pegó una bofetada que le hizo caer al suelo después de preguntarle si sabía por qué lo habían detenido. Mientras lo estrangulaba parcialmente con una mano, el agente le puso una rodilla sobre el pecho y le preguntó: "¿Te duele?". A Juan Pintos también lo obligaron a desnudarse y un agente de policía que llevaba el rostro cubierto con una capucha lo fotografió.

Unos agentes de policía llevaron a Alex Cisterna a una celda y le propinaron puñetazos que lo derribaron al suelo y lo hicieron sangrar por la boca y la nariz. Uno de los agentes le pegó una patada en el estómago que le cortó la respiración. Después lo levantaron tirándole del cabello y lo llevaron a que se lavase la cara. Cuando intentó beber agua lo golpearon en la cabeza y le dijeron: "No te hemos dicho que bebas agua" y "eres un sudamericano y todos los sudacas sois mierda". Más tarde dos agentes de policía lo llevaron a tomarle las huellas dactilares y luego lo devolvieron a la celda en la que había estado antes, donde de nuevo le propinaron golpes y patadas. Se rieron y le dijeron: "Si os matamos no le importará a nadie porque sois unos sudacas de mierda". Después lo llevaron de nuevo a que se lavase la cara y lo volvieron a encerrar en su celda.

Amnistía Internacional fue informada de que Juan Pintos, Alex Cisterna y Rodrigo Lanza comparecieron el 6 de febrero en el juzgado de instrucción, donde se ordenó su ingreso en prisión provisional procesados por intento de homicidio. Los tres hombres presentaron sendas denuncias por malos tratos contra la policía. Sus familiares y abogados afirman que la juez de instrucción (que instruye las diligencias de los cargos contra Juan Pintos, Alex Cisterna y Rodrigo Lanza y también sus denuncias por malos tratos contra la policía) ha hecho comentarios que demuestran una actitud parcial en los procedimientos en favor de los agentes de policía implicados. Los detenidos sostienen que la juez informó a sus abogados de que consideraría sospechosas (en relación con el agente de policía herido) a todas las personas que estaban en el lugar de los hechos y que no fueran agentes de policía y, en consecuencia, las víctimas no han podido presentar a ningún testigo que estuviera presente en el momento de su detención.

Aunque los denunciantes presentaron las denuncias de malos tratos al mismo tiempo que se formularon los cargos en su contra en relación con las lesiones sufridas por el agente de policía, en el mismo juzgado de instrucción y bajo el control de la misma juez, la celeridad con que se ha investigado cada caso presenta grandes diferencias. La fase de instrucción del caso de intento de homicidio concluyó en junio de 2006, y en septiembre de 2007 el caso estaba en espera de juicio. En cambio, no se citó a nadie a declarar como testigo sobre las denuncias de malos tratos hasta enero de 2007 (a pesar de que las mismas personas habían comparecido ya ante el tribunal para declarar en el caso del intento de homicidio). La juez de instrucción no solicitó información a las fuerzas policiales implicadas –por ejemplo, la lista de turnos de los agentes que estaban de servicio en el momento de la detención de los denunciantes– hasta el 12 de marzo de 2007, más de un año después de los hechos. Representantes de la unidad de asuntos internos de los Mossos d’Esquadra dijeron a una delegación de Amnistía Internacional en junio de 2007 que no se había abierto ninguna investigación interna sobre el incidente.
Los abogados de los denunciantes solicitaron a la juez que organizase una rueda de reconocimiento para identificar a los agentes presuntamente responsables de los malos tratos. La defensa y el fiscal se opusieron a esta petición. No fue hasta el 18 de julio de 2007 (casi 18 meses después del incidente) cuando la juez ordenó que Rodrigo Lanza examinara una hoja de papel fotocopiada, de tamaño A4, con 20 fotografías de agentes de policía, de pequeño formato, antiguas y en blanco y negro, y le dijo que identificara a los agentes responsables de los malos tratos que había sufrido, incluido un agente que lo había golpeado desde atrás. Con posterioridad, la juez de instrucción ordenó el sobreseimiento libre y archivo de las tres denuncias de malos tratos a finales de julio. Los denunciantes han recurrido. Sus familiares han informado asimismo a Amnistía Internacional de que ponen en duda la imparcialidad de la juez y temen que el juicio sea injusto.


Noticias sobre el tema en diversos medios de comunicación de España, Argentina y Chile.

España

Terra España, 14/11/2007:
http://actualidad.terra.es/sociedad/articulo/ai_ccaa_denuncia_tortura_policial_2013151.htm

Telecinco, 14/11/07:
http://www.informativos.telecinco.es/amnistia/internacional/españa/dn_57127.htm

El Mundo, 14/11/07:
http://www.elmundo.es/elmundo/2007/11/14/solidaridad/1195042826.html

TeleVigo, 14/11/07:
http://www.televigo.com/vigo.asp?IDNoticia=10912

Gara, 14/11/07:
http://www.gara.net/azkenak/11/48319/es/AI-denuncia-que-Gobierno-espanol-no-ha-hecho-nada-para-evitar-tortura

Eitb, 14/11/07:
http://www.eitb24.com/noticia/es/B24_75013/sociedad/PRESENTADO-INFORME-TORTURAS-Amnistia-Internacional-denuncia/

Fuerteventura Digital, 14/11/07:
http://www.fuerteventuradigital.com/portal/noticias/noticia.asp?canal=politica&fecha=20071114&hora=153255

El Economista, 14/11/07:
http://www.eleconomista.es/mercados-cotizaciones/noticias/313370/01/70/AI-denuncia-la-impunidad-policial-en-casos-de-tortura-en-Espana.html

El País, 15/11/07: http://www.elpais.com/articulo/espana/Amnistia/pide/camaras/todas/comisarias/elpepunac/20071115elpepinac_9/Tes
20 minutos, 15/11/07:
http://www.20minutos.es/noticia/306185/0/tortura/policia/amnistia/

Diario de León, 15/11/07:
http://www.diariodeleon.es/se_nacional/noticia.jsp?CAT=102&TEXTO=6320328

La Voz de Galicia, 15/11/07:
http://www.lavozdegalicia.es/espana/2007/11/15/0003_6319810.htm

Canal Solidario:
http://www.canalsolidario.com/web/noticias/noticia/?id_noticia=9393

El País, 16/11/07: http://www.elpais.com/articulo/espana/hay/esperar/elpepunac/20071116elpepinac_18/Tes

Argentina:

Reuters América Latina, 14/11/07:
http://lta.reuters.com/article/topNews/idLTAN1415635620071114

Perfil, 14/11/07:
http://www.perfil.com/contenidos/2007/11/14/noticia_0058.html

Página 12, 15/11/07:
http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-94696-2007-11-15.html

Notife.com, 15/11/07: http://www.notife.com/noticia/articulo/925991/Amnistia_Internacional_denuncio_%E2%80%9Cparcialidad_torturas_y_racismo%E2%80%9D_de_policias_espanoles_contra_preso_argentino.html

Chile

Amnistía Chile, 14/11/07: http://www.amnistia.cl/index_noticias.shtml?sh_itm=36be589cf1f8b2682f4232a6d45d8b3e

Telediario TVN: http://noticias.tvn.cl/index.aspx?p=on&v=jov1112.wmv&idc=237000&t=Jóvenes+chilenos+son+acusados+de+agredir+a+guardia+español

Coulon, 16/11/07: http://www.coulon.cl/?p=58

México

La Jornada, 15/11/07:

http://www.jornada.unam.mx/2007/11/15/index.php?section=mundo&article=035n3mun

Italia

Ansa, 16/11/07: http://www.ansa.it/ansalatina/notizie/notiziari/argentina/20071116155134504133.html

1 comentario:

LALO dijo...

EL FPMR MANDA SALUDO Y ANIMO A LOS COMPAÑEROS DE BARCELONA 4F QUE ESTAN PRIBADOS DE LIBERTAD RESISTENCIA SIN CUARTEL...LALO LA VICTORIA .. SANTIGO DE CHILE Y AHORA BARCELONA ..Portada


Solicitamos refugio político para Galvarino Apablaza

Los abajo firmantes, personalidades y organizaciones de los derechos humanos y la cultura, solicitamos al gobierno argentino no demorar una respuesta al pedido de refugio político planteado por el luchador social chileno Galvarino Sergio Apablaza Guerra, hace ya más de tres años. El compañero Galvarino Apablaza es padre de tres niños argentinos y, tras ser liberado de las cárceles clandestinas de la dictadura chilena y expulsado a un cruel exilio, fue un conocido dirigente de la resistencia contra Pinochet.

Su firme oposición al genocidio en Chile y América Latina le ha significado pagar un alto costo personal que se extiende hasta estos días cuando se insiste con un pedido de extradición por parte del estado chileno, que los tribunales argentinos ya rechazaron por considerar que obedecía a motivaciones políticas y que en su país le fue violado el derecho a un debido proceso.

Sabemos que la Argentina es conocida por haber sido refugio para miles de perseguidos del mundo, y en especial de los países latinoamericanos, y estimamos que no podemos violentar una tradición solidaria que nos ha caracterizado como pueblo, mucho menos cuando la Argentina marca un ejemplo en el camino de la verdad, la justicia y el fin de la impunidad para los responsables del genocidio. Por tanto, pedimos al gobierno argentino que no se siga prolongando el calvario personal y familiar de Galvarino Apablaza.

Estela de Carlotto, Abuelas de Plaza de Mayo

Marta Vásquez, Nora de Cortiñas, Tati Almeyda, Madres de P